lunes, abril 03, 2006

Acabar con los abusos de los intermediarios

Según elpais el Gobierno quiere acabar con los abusos de los intermediarios en la venta de pisos:
El Gobierno quiere regular la intermediación inmobiliaria para poner coto a los abusos en la compraventa de pisos, que se han disparado desde 2000 al calor del boom de la vivienda. Los 95.000 operadores que actúan en España (agentes de la propiedad, agencias inmobiliarias y profesionales autónomos) no están sujetos por ley a una normativa específica ni se les exige un título para trabajar, una falta de control que se traduce a veces en comisiones excesivas (10%) y prácticas especulativas. El Ejecutivo se ha comprometido, según fuentes del sector, a atender las demandas de los 8.000 agentes de la propiedad colegiados, que piden un registro público y que se exijan seguros de responsabilidad civil a todos.

Para mi no solo se tendría que regular el sector si no que también se debería potenciar la compraventa entre particulares para que se realice de una forma segura. Ahora mismo comprase un piso a través de una inmobiliaria genera más problemas que ventajas. Uno de los mayores problemas son las comisiones, un 10% de 200.000 € es un gran problema.
Animo a todos los compradores a saltarse a las inmobiliarias sin el más minimo pudor.

¿Cual es el valor real que añade ese intermediario a la vivienda?

Conozco un caso cercano en el que se consiguió el ahorro de un 15% del valor total de la vivienda simplemente saltandose al intermediario.

7 comentarios:

Ttempux inmobiliaria dijo...

Me parece muy correcto acabar con los abusos, pero exclusivamente con los abusos. No todas las inmobiliarias trabajan con esas comisiones de las que hablas, de hecho, dependiendo de la provincia, las comisiones suelen ser de entre un 2% y un 5%.

Por esa misma regla de tres dejemos de comprar el pan, que una baguette cuesta unos 70 céntimos en el sitio que menos y dejemos de comprar en grandes multinacionales y de comer pizzas... podría continuar eternamente.

Los negocios son negocios y se establecen para ganar dinero, señores.

Las inmobiliarias, entre otras cosas, velamos por la correcta gestión de la compraventa, sin sorpresas de última hora, velamos por los intereses de nuestros clientes (tanto de quién vende como de quién compra) y sobre todo te damos la garantía de que tenemos oficinas físicas y NO DESAPARECEMOS, es decir, el particular puede apagar el movil mientras que nosotros tenemos las puertas abiertas. Reflexionen al respecto.

http://tempux.blogspot.com

Ruth dijo...

Bien es cierto que no se puede generalizar, pero ¿quién garantiza a un comprador que la agencia a la que se dirige no va a abusar de él?

Hoy por hoy, no hay manera de saber qué agencia es más honrada y es imposible conocer los criterios objetivos (si es que los hay), que hacen que las comisiones fluctuen entre un 2% y un 5%, como Tempux afirma.

Ganar dinero no significa que haya que enriquecerse a costa de nadie y si yo pago diez, y viene alguien y paga veinte, me quedo sin casa, aunque la haya visto antes.

En fin, que si no hubiera especulación y trato desigual, nadie se alarmaría por la regulación del sector.

Ttempux inmobiliaria dijo...

Hola a todos!!

Es cierto, Ruth, "la técnica del mejor postor" sucede en muchas ocasiones. Es importante tener en cuenta que no sólo ocurre a nivel de agencia y, de hecho, es una práctica mucho más común a nivel particular en vivienda de 2ª mano.

Para evitar esa "técnica" mencionada o, al menos, salir indemnizado en caso de sufrirla, desde Ttempux recomendamos formalizar lo que se llama "contrato de arras". Los contratos de arras son unos instrumentos que velan por el buen fin de la operación de compra-venta, ya que llevan implícito el artículo 1454 del Código Civil.

Existen 2 tipos de contratos de arras:
- arras penitenciales: las partes pueden echarse atrás en la compraventa indemnizando la parte que renuncia al contrato a la parte que desea llevarlo a cabo.
- arras confirmatorias: Ninguna de las partes, bajo ningún concepto, puede echarse atrás en la compraventa.

Obviamente, para llevar a cabo un contrato de arras, independientemente del tipo, la parte compradora debe depositar una señal en concepto de reserva del inmueble. Esa señal, por Ley, no puede quedar en manos ni de la parte vendedora, ni de la parte compradora. Si existe intermediario legal (agencia inmobiliaria legal), éste será el depositario de dicha señal. En caso de no existir intermediario (la operación se realiza exclusivamente entre particulares), la señal quedará en manos, generalmente, de la cámara de la propiedad urbana que corresponda.

Desde Ttempux pronto analizaremos estos pormenores en nuestra bitácora.

Saludos

Anónimo dijo...

Comprar el pan en la panadería en vez de en la gasolinera me ahorra 20 centimos. Comprar el piso a un particular en vez de a una inmobiliaria me ahorra 20.000 euros.

Anónimo dijo...

¿Está permitido el cobro doble de comisiones?
Esto es cobrar una comisión al comprador y otra al vendedor.

nexodo dijo...

Para mi parte de la culpa de la subida de los precios de los pisos la tiene la liberalización del sector inmobiliario.

Anónimo dijo...

Es cierto, lo malo es que si necesitas pan a las 11 de la noche, probablemente sólo lo encuentres en la gasolinera. Claro, que si tienes los conocimientos, las ganas, el tiempo y el material necesario te puedes hacer tu solito el pan... Probablemente te guste más que el de la panadería o que el de la gasolinera.

En ocasiones (no siempre), las inmobiliarias consiguen mejor precio que los particulares. Mi caso fue el siguiente:

Quise comprar una casa en un pueblo y el propietario me pedía 5 millones de pts innegociables y eso que a regatear precio no me gana nadie... Un día, buscando en internet, encuentro la misma casa anunciada por una inmobiliaria. Me llamó la atención que el precio era ese mismo, 5 kilos. Pues bien, acudí a la inmobiliaria, vi de nuevo la casa y ofrecí 4 millones... En 15 días la compré a través de la inmobiliaria en 4.250.000 pts. A mi me parece que se ganaron su comisión, ¿o no?